Las andanzas de un lobo estepario extremeño.

Aquí mis batallitas sobre cicloturismo, senderismo, montaña, viajes, naturaleza, música, teatro, ...

"Viajar en bici es hacer más grande el Mundo. Es aprender lo esencial de la vida. Es vivir el presente sobre todas las cosas. El placer del cicloturismo está mucho más en el camino que en el destino, son los medios los que justifican el fin. Durante días, semanas o meses, no necesitas más que lo que llevas a cuestas
" (del artículo: "Con la casa a cuestas", revista: Bike Rutas, Nº 4, 1999)

viernes, 19 de enero de 2018

Patrimonio y Guerra Civil en la comarca de La Serena (VI) - El cinturón defensivo republicano de Castuera.

Hasta que tuvo lugar la ofensiva nacional (entre el 20 y 24 de julio de 1938), la localidad de Castuera estaba dentro de la “Bolsa de la Serena”, formando parte de un territorio que permaneció leal a la República y alejada del frente, cuyas posiciones más próximas se hallaban a unos 40 kilómetros de distancia, en las cercanías de la población de Campillo de Llerena. Desde el principio de la guerra fue considerada por el mando republicano como población importante, debido a que era el principal nudo de comunicaciones en una comarca, La Serena, que contaba con muy pocas infraestructuras y accesos. Castuera era un valioso cruce de carreteras y además contaba con el ferrocarril. Debido a su importancia estratégica, a la facilidad en las comunicaciones, y a encontrarse alejado del frente, en el pueblo se instalaron importantes organismos civiles (Juzgados, Gobierno Civil, Consejo Provincial Republicano, redacciones de periódicos, hospitales,...), y también militares, así que no es de extrañar que Castuera fuera considerada la capital de la Extremadura Roja por los republicanos.

Es precisamente esta importancia estratégica la que propició que los republicanos, a pesar de la lejanía del frente, crearan un importante cinturón defensivo en la localidad, una línea defensiva que sería ampliada por los nacionales tras su llegada a Castuera (sería el 23 de julio de 1938 cuando entran en esta localidad los primeros soldados franquistas), con las construcción de nuevos búnkers, como pueden ser los de Puerto Mejoral, o los que están en las cercanías de la mina de Miraflores, entre otras, sobre todo después de la contraofensiva republicana de agosto de ese mismo año, donde si bien el ejército republicano no llegó a recuperar localidades importantes, si que hizo que el frente se situara en las cercanías de éstas.

El cinturón defensivo republicano de Castuera podríamos decir que estaba formado por dos lineas defensivas:
Un primer anillo defensivo, formado por tres nidos de ametralladoras: uno situado en la Sierra de Las Pozatas, otro en la Sierra de Los Pinos y un tercero junto a la carretera de circunvalación, a la altura del cruce con la carrtera de Quintana. De los tres, éste último es el que se encuentra parcialmente destruido, ya que está cortado casi por la mitad y sólo podemos ver una parte de este nido en medio del roquedal. Tal y como puede leerse en el documento de Rafel Moreno García "Forticaciones de la Guerra Civil en Castuera":

"Se trata de tres edificaciones similares construidas sobre abruptos roquedos en lugares elevados desde donde se domina una amplia panorámica; son circulares y de pequeño tamaño ya que en su interior sólo caben dos hombres con comodidad, están edificados con hormigón alcanzando sus paredes una altura aproximada de metro y medio, y presentan la curiosa peculiaridad de estar construidos a barbeta, es decir, a cielo abierto, sin cubierta protectora. Su utilidad no está clara puesto que no se han podido localizar paralelismos ni en la Serena ni en otras comarcas que conservan restos de fortificaciones de la guerra civil. Sobre su utilidad se han sugerido varias posibilidades, aunque las más aceptadas son la de que se trata de puestos de vigía, o bien de defensas antiaéreas, fortines que albergarían en su interior una ametralladora antiaérea con sus correspondientes servidores".

Fotos del Nido de Ametralladora situado en la "Sierra de Las Pozatas".
(Haz clic para ampliar las fotos)


 Panorámica desde la Sierra de Las Pozatas
 Panorámica desde la Sierra de Las Pozatas, con la posición de los otros nidos de ametralladoras y la situación de la línea de fortificaciones defensivas republicanas en las cercanías de la ermita de San Isidro.

Fotos del Nido de Ametralladora situado en la "Sierra de Los Pinos".
(Haz clic para ampliar las fotos)

 Panorámica desde la Sierra de los Pinos, con vistas de los tres nidos de ametralladoras que conformaban el anillo defensivo perimetral de Castuera.

En primer plano, el nido de ametralladora de la Sierra de los Pinos, con Castuera de fondo.
Panorámica de Castuera desde la Sierra de los Pinos.

Fotos del Nido de Ametralladora situado en la carretera de circunvalación de Castuera, junto al cruce de la carretera de Quintana(este el que se encuentra parcialmente destruido, ya que está cortado por la mitad).
(Haz clic para ampliar las fotos)




Una segunda línea defensiva se encuentra en los alrededores de la ermita de San Isidro, formando un arco o semicírculo que comienza junto a la carretera que une Castuera con Zalamea (EX-103) y que se extiende durante aproximadamente un kilométro, llegando a encontrar hasta DIEZ fortines, situándose muy cercanos unos a otros. Se trata del mejor ejemplo de fortines republicanos en esta zona.

Su disposición en semicírculo, así como la orientación de sus troneras, cruzando fuegos, nos indican que su finalidad era cubrir la carretera que unía Zalamea con Castuera, así como cubrir una pequeña vaguada que podía servir de punto de infiltración a las fuerzas enemigas. Estas fortificaciones tienen sus diferencias con respecto a las construidas posteriormente por los nacionales tras la ofensiva de estos a finales de julio de 1938; una descripción detallada de cómo son estos fortines republicanos es la que comenta Rafel Moreno García "Forticaciones de la Guerra Civil en Castuera":

"Están construidos en una altura que les otorga un extenso dominio visual sobre el territorio circundante y apoyan la espalda sobre una curva de nivel en el terreno por lo que se construyeron prácticamente enterrados pasando así desapercibidos a la vista, puesto que el resultado obtenido es un magnífico enmascaramiento con el entorno. Son todos iguales, pequeños fortines blindados rectangulares cubiertos con una losa de hormigón armado, aunque ésta no presenta mucho grosor; tienen una sola tronera frontal y cuentan con dos entradas y un magnífico banco para el arma compuesto por un cuerpo inferior semicircular y uno superior rectangular. La principal peculiaridad que presentan estas fortificaciones es precisamente la disposición de los accesos, formados por dos pequeños túneles enfrentados, situados en los muros laterales pero en la parte trasera de los mismos, por lo que el fortín adquiere la forma aproximada de una T, sólo hay dos ejemplares en los que las entradas no están totalmente enfrentadas, presentando una pequeña desviación de una con respecto a la otra. Es de destacar también la buena ejecución de la obra con un hormigón de alta calidad y rematado con esmero. La mayoría se conservan en buen estado aunque su construcción sobresaliendo muy poco del terreno, ha propiciado que otros estén prácticamente enterrados y se detectan tan sólo por la losa blindada que los cubre".

Búnker republicano junto a la carretera Castuera-Zalamea. Se puede ver claramente la forma en "T", con las dos entradas enfrentadas en la parte trasera, mientras que en la delantera estaría la tronera.
 Búnker republicano junto a la carretera Castuera-Zalamea, que como se puede ver, tiene como cubierta una losa de hormigón.

 Otra imagen externa del búnker republicano junto a la carretera Castuera-Zalamea.

Una de las entradas del búnker republicano junto a la carretera Castuera-Zalamea, en este caso se trata de la situada más cercana a la carretera.

 Imágenes del interior de uno de los búnkers republicanos situados en las cercanías de la ermita de San Isidro. Como se puede ver en la imagen, superior, sólo hay una tronera que en este caso está parcialmente enterrada, y un banco de armas compuesto por dos escalones: el superior de forma rectangular, y el inferior de forma semicircular.

En las siguietes fotografías se puede comprobar como algunos de los búnkers de esta línea defensiva republicana, están prácticamente enterrados, lo que no quiere decir que estén destruidos o su conservación no sea buena, sino que con el paso del tiempo se han ido colmatando y actualmente no podamos verlo en su totalidad. En este caso se trata de un búnker, igual al anterior, pero en el que sólo es visible una de sus dos entradas, el restro del búnker se encuentra enterrado.




Estos búnkers se encuentran a ambos lados de la carretera, aunque con las mismas características. Aquí tenéis otras fotos de otros búnkers de este mismo tipo, al otro lado de la carretera, aunque están en fincas privadas y las fotos están hechas desde la zona alambrada.


En estas dos fotos se puede ver la clara disposición en forma de "T",  con dos entradas y una tronera.

Esta foto está hecha a más distancia, y en ella se observa como el búnker está siendo o ha sido utilizado para otros menesteres, porque se puede ver una lámina de metal cubriendo la tronera... 

Os dejo aquí un pequeño vídeo con imágenes de estas líneas defensivas republicanas en Castuera:



--------------------------------------------------------------------------------------------

1. Para ver el resto de entradas de este blog relacionadas con el Patrimonio bélico que dejó la Guerra Civil en la comarca de "La Serena" y alrededores, podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

2. Para ver todas las fotos que aparecen en este blog, y algunas más, en lo referente al Patrimonio Bélico de la Guerra Civil en "La Serena", a mayor escala y resolución, podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

3. Para ver la lista de reproducción de los vídeos que aparecen en este blog relacionados con el Patrimonio Bélico de la Guerra Civil en "La Serena", podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

0 comentarios:

Publicar un comentario