Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

En la subida al Toubkal (4.167m).

De Zalamea (Badajoz) a París...

Con Sepúlveda (Segovia) de fondo.

Ruta por las Villuercas, ruta de de Alfonso Onceno.

En el corazón de las Villuercas, entre Navaluengas y Guadalupe.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos)

Saliendo del refugio Lepiney.

De Zalamea (Badajoz) a París...

Con los Pirineos de fondo, bajada desde el Monasterio San Juan de la Peña a Jaca.

Ruta del Rey Jayón.

La campiña sur, con la alcazaba de Reina bajo la tormenta de fondo.

Sierra Nevada

Cima del Mulhacén en Febrero (3.478 m).

El Danubio en bici (Serbia)

Tramo serbio de las Iron Gates.

Ruta por las Hurdes

Panorámica del Meandro de Melero sobre el río Alagón (en las cercanías de Riomalo de abajo).

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos)

En la cima del Toubkal (4.167m).

La Costa Atlántica Francesa.

Normandía (Batería de Longues).

Ruta por los Bosques del Ambroz.

Otoño mágico, ruta entre Garganta-Hervás-Gargantilla.

Travesía por Gredos.

Con el Circo de Gredos de fondo, desde el mirador de los Barrerones.

De Zalamea (Badajoz) a París...

Puerto de La Panamera (Sierra de Ávila).

Ruta de los Contrabandistas, circular desde Oliva de la Frontera.

Paraje del Molino de las dos Piedras, junto al río Ardilas.

Travesía por Gredos.

Salvando las aguas de la Laguna Grande.

De Zalamea (Badajoz) a París...

Castillo Loarre (Huesca, prepirineo).

Ruta por la Sierra de Tentudía.

Monasterio-Aguafía-Castillete-Monasterio.

Circular por Peñalara.

Junto a la Laguna de los Pájaros después de bajar del pico Peñalara.

Al Mulhacén en bici.

Cima del Mulhacén en Agosto (3.478 m).

Ruta del Rey Jayón.

Aproximación a la alcazaba de Reina, con la vistas de la campiña sur a la derecha.

La Costa Atlántica Francesa.

Peine del Viento (San Sebastián).

Ruta por las Hurdes.

Tramo: Embalse del Cerezal-El Gasco-Tramo de bajada hacia la alquería de la Fragosa.

Transpirenaica (del Mediterráneo al Cantábrico).

Tramo de senda pronunciada en los Pirineos.

Ruta por el P.N. de la Sierra de Francia y las Batuecas.

En los alredores de la Peña de Francia (Salamanca).

Ruta del Rey Jayón.

La Sierra de San Miguel bajo la tormenta.

Portugal, travesía Sur-Norte.

Vistas de Oporto desde la Catedral.

Ruta por el P.N. de la Sierra de Cazorla.

Ruta "Nacimiento del río Borosa", tramo de la "Cerrda de Elías".

Tras las huellas de Anibal Barca (Valencia - Roma).

El Vaticano (Plaza de San Pedro).

Ruta por la Sierra de Aracena.

Ruta entre Alájar y Fuenteheridos.

Subida al Mulhacén desde la Vereda de la Estrella.

Junto a la Laguna de la Mosca (2.900m).

Ruta por la Sierra Grande de Hornachos.

Hornachos a los pies de las ruinas de su castillo.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Castillo de Lacalahora (Granada).

Travesía Norte-Sur-Norte por Sierra Nevada.

En el Veleta, con el Mulhacén y Alcazaba de fondo.

De Zalamea (Badajoz) a París...

Claustro del Monasterio San Juan de la Peña, suroeste de Jaca (Huesca).

Ruta del Rey Jayón.

La campiña desde la bajada de Reina.

Ruta por el P.N. de la Sierra de Francia y las Batuecas.

En la subida a la Peña de Francia.

La Costa Altántica Francesa.

En las murallas de Dinan (Francia).

Ruta por los Bosques del Ambroz.

Otoño mágico, ruta: Garganta-Hervás-Gargantilla.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Con la Hoz del Río Agua de fondo.

Ruta Guadalcanal-Llerena.

Cima de la "Capitana".

Ruta de los Contrabandistas (Oliva de la Frontera).

Parte alta del paraje del 'Molino de las dos Piedras', junto al río Ardilas.

Ruta por Portugal.

Castillo de Marvao y alrededores.

La Costa Altántica Francesa.

Saliendo de La Rochelle (Francia).

Ruta por el P.N. de la Sierra de Cazorla.

Ruda del nacimiento del Borosa, tramo incial de la ruta.

Ruta de los Celtas.

Zona de los molinos.

La Costa Altántica Francesa.

Acantilados de Etretat (Normandía - Francia).

Ruta por el P.N. de la sierra de Cazorla.

Zona de túneles previa a la zona del nacimiento del río Borosa.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Por tierras del Quijote, los molinos de Campo de Criptana (Ciudad Real).

Travesía por Gredos Central.

Remontando la Garganta del Pinar.

Ruta de "Peñas Blancas".

Tramo de las "Minas de Tierrablanca".

El Danubio en bici (Alemania).

Castillo de Werenwag en el P.N. del Alto Danubio.

Ruta por las Hurdes.

Cruzando un puente típico sobre el río Malvellido.

De Zalamea (Badajoz) a París...

En la ermita románica de Tiermes (ciudad celtíbera), Montejo de Tiermes (Soria).

El Danubio en bici (Hungría).

Budapest, con el edificio del Parlamento de fondo.

Ruta de los Molinos y el "Donde nace".

Ruta entre las localidades de Arromolinos y Montánchez.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Chozo de piedra en las cercanías de Campo de Criptana (Ciudad Real).

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Tramo entre los refugios Lepiney y Toubkal.

Ruta por las Villuercas, ruta de de Alfonso Onceno.

Subida al "Collado de la Pariera" desde Navezuelas.

Ruta por la Sierra de Gredos.

En la cima del Morezón, con el circo de Gredos de fondo.

Portugal, travesía Sur-Norte.

Menhir de Almendres.

Garciaz (Cáceres).

Ruta entre Sierras, Robles y Castaños.

Ruta por la Sierra de Gredos.

Collado de las Cinco Lagunas y alrededores desde la Laguna de Majalaescoba.

El Danubio en bici (Alemania).

Saliendo de Gutenstein y del P.N. del Alto Danubio.

Ruta por el Valle del Esperabán (Las Hurdes).

Panorámica desde la cima de la Bolla (1.518m).

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Tramo entre los refugios Lepiney y Toubkal.

El Danubio en bici (frontera alemana-austriaca).

Vistas a orillas del Danubio.

P.N. de Grazalema (Cádiz).

Inicio de la ruta por el Pinsapar.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

La subida y bajada del Toubkal (4.167m), vista desde el collado de Tizi-n-Tadat (3.800m).

Ruta por la Sierra de la Estrella (Portugal).

En la zona de Covao d'Ametade, en el Valle Glaciar del Zêzere.

Sierra de Gata (Acebo).

Ruta Verde de la cascada de la Cervigona.

Picos de Europa (Asturias).

El 'Naranjo de Bulnes' desde el collado Pandébano.

El Danubio en bici (Alemania).

Vistas de Passau, al salir en dirección a Austria.

Ruta de "Los Pilones" (Valle del Jerte).

Tramo inicial de subida a "Los Pilones".

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

El grupo en la bajada del Toubkal (4.167m).

Ruta de Isabel la Católica (Cañamero-Guadalupe).

Vistas desde la subida al 'Melonar de los Frailes'.

Ruta por la Sierra de Gredos.

Refugio de "Los Labradillos", en el descenso de la Garganta de Gredos.

La Costa Atlántica Francesa.

El Valle del Loira, camino de Nantes (Francia).

Garciaz (Cáceres).

Ruta entre Sierras, Robles y Castaños, con las cimas de Gredos nevadas al fondo.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Aldea en el valle de Assamt, en la bajada del collado de M'Zik.

Travesía Norte-Sur-Norte por Sierra Nevada.

Con el Mulhacén y la Alcazaba de fondo, en la subida al Veleta (3.395m).

Monfragüe, recorrido por la ruta amarilla.

Camino hacia el Mirador de la Tajadilla.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Vistas desde la cima del Toubkal (4.167 m).

Portugal, travesía Sur-Norte.

Crónlech de Almendres.

Ruta por el Valle del Esperabán (Las Hurdes).

Vistas en la subida a la cima de la Bolla (1.518m).

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos)

Cimas bañadas por el sol naciente, en la subida al Toubkal (4.167m).

El Danubio en bici (Alemania).

Cruzando uno de los muchos puentes de madera en los inicios de la ruta.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Cimas del macizo de Tazarhart vistas desde una aldea en el valle de Assamt al amanecer.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Desierto de Tabernas, hacia Fort Bravo.

Ruta por las Villuercas, ruta de de Alfonso Onceno.

Bosque en la bajada hacia la ermita mudéjar del Humilladero.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Subiendo por una senda en la pared, entre el refugio Lepiney y el collado Tizi-n-Tadat.

Travesía circular por el P.N. de Grazalema.

Panorámica desde la subida al 'Puerto de las Palomas' desde Zahara.

Junto a la cascada del Calderón (Valle del Jerte).

Camino Real, de Navaconcejo a Piornal.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Llegando al collado Tizi-n-Tadat (3.800m).

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Argamasilla de Alba (Celda de Miguel de Cervantes).

Panorámica del embalse García Sola (Puerto Peña).

Subida a la Cueva de la Mora y a las antenas.

De Zalamea (Badajoz) a Paris...

Junto a Notre Dame le Grande, Poitiers (Francia).

Ruta por la Sierra de Francia, las Batuecas y las Hurdes.

Vistas en la bajada de la Portilla de las Batuecas (Salamanca).

De Zalamea (Badajoz) a París...

Abadía de Brantôme, distrito de Périgueux, (Aquitanaia - Francia).

Ruta por la Sierra de la Estrella (Portugal).

Alcovoço, en la Sierra de la Estrella.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Junto a los molinos de Mota del Cuervo (Cuenca).

Portugal, travesía Sur-Norte.

Cruzando el Tajo en barco, con Lisboa de fondo.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Cazorla, ermita a las afueras.

La Costa Atlántica Francesa.

En la duna de Pilat (Aquitania, Francia).

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

En la plaza del populo, Baeza (Jaén).

La Transpirenaica (del Mediterráneo al Cantábrico).

Buscando el sendero de bajada hacia Ansó.

Camino Sanabrés o del sudeste (Caminos de Santiago).

Descansando junto a un hórreo en Cea.

Castillo de Almorchón y alrededores.

Subida al pico Tiros (La Serena, Badajoz).

Monfragüe, recorrido por la ruta roja.

Puente del Cardenal, camino de la Fuente del Francés.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Segovia desde la Veracruz, con la alcazaba de fondo.

Las andanzas de un lobo estepario extremeño.

Aquí mis batallitas sobre cicloturismo, senderismo, montaña, viajes, naturaleza, música, teatro, ...

"Viajar en bici es hacer más grande el Mundo. Es aprender lo esencial de la vida. Es vivir el presente sobre todas las cosas. El placer del cicloturismo está mucho más en el camino que en el destino, son los medios los que justifican el fin. Durante días, semanas o meses, no necesitas más que lo que llevas a cuestas
" (del artículo: "Con la casa a cuestas", revista: Bike Rutas, Nº 4, 1999)

viernes, 3 de noviembre de 2017

Senderismo: Arromolinos de León - Picos de los Bonales - Pico la Buitrera - Arroyomolinos de León


En principio la ruta a realizar era una ruta circular, pero como al término de la misma teníamos previsto ir a la Feria de la Castaña en Cabeza la Vaca, los que quisieran, podrían elegir la opción de hacer una ruta lineal entre Arroyomolinos y Cabeza la Vaca, cogiendo el desvío a la izquierda en el camino de subida hacia “La Buitrera”.

El bus salía a las 7:30 de Llerena, dirección a Arroyomolinos de León, punto de inicio de la ruta, y para la realización de la misma nos llegamos a juntar  un grupo de 26 personas.

Un café rápido y a las 9:05 ya empezamos a callejear por el pueblo, pasando por su iglesia parroquial, para al poco coger un camino hormigonado donde se inicia la subida hacia los Bonales, aunque no es una subida constante, porque la parte primera es la más dura, aunque con desniveles que se sobrellevan bastante bien, para después enlazar tramos donde se alternan falsos llanos y pequeñas subidas.

El inicio, como he dicho antes, es por un camino hormigonado, en perfecto estado, flanqueado por paredes de piedra, que conduce hacia el cementerio del pueblo, en lo que creo que se llama el “Camino de los olivos”, y es que hasta el cementerio el cultivo del olivo es el predominante, para después ver zonas en las que se mezclan olivos y encinas, y por último, justo cuando termina bruscamente el camino hormigonado y comienza otro empedrado de forma irregular, pero más bonito y agradable, aunque también más exigente, es cuando nos adentramos en zonas de encinas y alconorques, por este bonito camino que sigue flanqueado por paredes de piedras a la antigua usanza, pasando por zonas de umbría, en las que al hacer una pequeña parada para reagruparnos todos, y mirar atrás, tenemos unas bonitas vistas de Arroyomolinos al fondo, comprobando lo que hemos subido en tan poco tiempo...

 

 Tramo de subida empedrado de firme irregular...

Llegamos a un alto, en completa humbría a esta hora de la mañana, donde termina la primera parte de la subida, que hasta este punto siempre ha sido constante, sin respiro. A partir de aquí ya se van alternando tramos suaves, llanos o en ligera bajada, con tramos de subida, y también desaparece el camino empedrado para continuar por caminos y sendas de tierra, siempre flanqueados por paredes de piedra, entre encinas y alcornoques.

 Una breve parada para reagruparnos, a partir de este punto el recorrido se torna más suave.

Al llegar a lo que se conoce como el Puerto de la Gila, hay una bifurcación y tomamos el camino de la derecha que sigue en ligera bajada, en una zona bonita para caminar, aunque por desgracia todo está muy seco después de estos años escasos en precipitaciones, y en especial éste en el que nos encontramos.

La ligera bajada por la que transitábamos termina cuando cruzamos un pequeño túnel de vegetación por el que se cruza el arroyo de las Vegas, que al igual que la fuente de Agua Alta se encuentra, por desgracia, totalmente seco, a diferencia de en otras ocasiones en que ASTOLL ha venido por aquí, donde según me cuenta José Ángel, se vieron en dificultades para pasar dicho arroyo por lo crecido que iba.

Justo cruzar el arroyo giramos bruscamente a la izquierda, y comienza un tramo de subida en lo que sin duda es el tramo más bonito de la ruta, las encinas y alcornoques dejan paso a los castaños que nos rodean por completo y es que afrontamos la subida del castañar del Cerro de la Encina

 Subida en umbría al Cerro de la Encina, entre castaños, hojarasca y paredes de piedra.

El camino, ahora con firme de piedras de forma irregular y en ligera subida, continua flanqueado por las paredes de piedra, con el arroyo a nuestra izquierda en los inicios, y con suelo en ocasiones cubierto de hojarasca ocre, muy seca, a modo de alfombra, se nota la falta de agua, de humedad, del colorido otoñal de los castaños, una pena porque el recorrido por este tramo es muy bonito a pesar de los pesares, con el aliciente extra de que a esa hora la luz se filtra entre el bosque de castaños creando bonitos efectos y juegos de luces y sombras.

Llegamos a un collado, un alto, donde hay una clara bifurcación, a la izquierda el camino que deberíamos tomar más tarde, una vez que regresemos de la subida a los picos de los Bonales (el de Huelva con 1.055 metros es el techo de esta provincia, y a unos 400 o 500 metros se encuentra el otro pico, pero éste ya en tierras extremeñas, con 1.062 m.). Hacemos una para para unirnos de nuevo todo el grupo porque la subida cada uno la hace a su ritmo, y después  continuamos rectos, en ligera bajada, pero tan solo unos pocos metros, porque pronto aparece otra bifurcación, donde cogemos ahora a la izquierda, con un camino-senda más estrecho, con zonas de túneles de vegetación, pero tenemos que parar en seco porque el camino aparece cortado con cintas y un cartel pegado a un árbol que avisa que hoy precisamente, sábado 28 de octubre, se prohíbe el paso por el tema de las monterías, y eso que días antes, previendo que podía darse esta situación y puesto que ya nos ha pasado en alguna que otra ocasión en otros sitios, José Ángel se puso en contacto con el Ayuntamiento de Arroyomolinos de León para asegurarse de que no íbamos a tener este problema en el recorrido que teníamos previsto hacer y para más inri, le contestaron que no habría monterías ese día, así que ¡la cara de gilipollas que se nos quedó fue de aupa!; desconocemos si a partir de ese punto es término de Arroyomolinos o de otra localidad vecina, pero en todo caso sería una zona colindante y es raro que un ayuntamiento de un pueblo de apenas mil habitantes desconozcan este hecho, así que más que informarnos lo que hicieron fue desinformarnos...

En el desvío a los Bonales, justo cuando tuvimos que darnos la vuelta por el tema de las monterías, el camino se hace senda entre túneles de vegetación.

Bueno, no podemos hacer otra cosa, no podemos arriesgarnos a seguir y que se escape algún tiro por ahí, así que a falta de unos 3 km para llegar a las cimas de los Bonales, nos tenemos que dar la vuelta y seguir por el desvío que antes había comentado y que ahora nos coge a la derecha.

A partir de aquí andamos por un tramo llano, por la falda de un cerro, con buenas panorámicas a nuestra izquiereda, hacia el sur, divisando algunos pueblos de la Sierra de Aracena dentro del manto verde de la dehesa.

Después de una corta bajada por pista y en umbría, giramos a la derecha por un pequeño puente, para desde aquí continuar en ligera subida hacia el merendero que se encuentra junto a la carretera entre Cabeza la Vaca y el Monasterio de Tentudía.

 Tramo de ligera bajada por camino cómodo, antes de llegar al merendero.

Una pequeña parada para tomar un tentempié y unos frutos secos y continuamos con el tramo de subida al pico Buitrera, aunque lo más exigente de esta subida está solo en la parte final. 

 
A mitad de este tramo de subida a la Buitrera, llegamos a un cruce, donde a la izquierda sale un camino en perfecto estado por el que se llega a Cabeza la Vaca, así que algunos que no quieren subir a la Buitrera, eligen este camino y así tener más tiempo de disfrutar de la Feria de la Castaña.

La otra parte del grupo seguimos rectos por una especie de callejón, y pronto afrontaremos la parte más exigente de esta subida, sin ser tampoco nada del otro mundo, aunque esto dependerá del estado físico con el que se encuentre cada uno.

El camino siempre bien marcado, hasta que cruzamos una vaya que debemos abrir y cerrar por si hay ganado suelto, y unos metros después, cuando acaba una pared de piedra que hay a nuestra derecha, dejar el camino bien marcado y girar a la derecha para subir rectos los últimos 500 metros aproximadamente, hacia la cima de la Buitrera, a veces por sendas difuminadas entre el pasto, a veces por un pequeño tramo de callejón, y finalmente entre encinas diseminadas aquí y allá y entre flores de azafrán silvestre (Crocus nudiflorus) llegar a la cima de la Buitrera (1.021 metros), con un vértice geodésico que se encuentra tras las ruinas de una pequeña casa, mientras sobre nuestras cabezas sobrevuelan un grupo de unos veinte buitres... ¡no es de extrañar el nombre que tiene este pico!...


Últimos metros de subida a la Buitrera.

Tras las ruinas de esta pequeña casa, se encuentra el vértice geodésico de La Buitrera, 1.021 m.



Azafrán silveste (Crocus nudiflorus) con un estilo y tres estambres, con su estilo ramificado y con un tallo, a diferencia de la Quiameriendas (Merendera montana) que está a ras de suelo, sin tallo visible, además de tener tres estilos y seis estambres y seis tépalos libres mientras que en el azafrán están soldados en la base. Mentras la Quitameriendas nace en terrenos pobres y secos, el Azafrán silveste lo hace en bosques de caducifolios y sus lindes,  sobre todo en hayedos, robledales y quejigales y en las etapas de sustitución de estos bosques (matorrales y prados). Tienen en común que florecen en otoño, tras las primeras lluvias del fin del verano, cuando los dás van achicando y las tardes son más cortas.

Tras las típicas fotos de rigor, toca ahora bajar por el mismo camino por el que habíamos subido, hasta llegar de nuevo al merendero. En este punto, giramos a la derecha para continuar por carretera durante poco más de 500 metros, hasta que cogemos un desvío a la izquierda, por el que seguiremos en bajada pronunciada por una pista que se antoja insulsa, algo aburrida, y monótona, hasta llegar a las cercanías de Arroyomolinos, donde podemos ver a nuestra izquierda en el cauce del arroyo, ahora completamente seco, las ruinas de algunos molinos que sin duda darían nombre al pueblo. Antes en la bajada, también divisamos a nuestra derecha, la torre del Castillo del Cuerno, uno de los puntos intermedios de una de las rutas que ASTOLL hizo el año pasado por el sur de Extremadura.

De esta ruta, para mi gusto, me quedo sin lugar a dudas con la primera parte, la subida en general hasta los Bonales, pero sobre todo el tramo de la subida de castañar del Cerro de la Encina; y con lo que menos me quedo, lo que menos me gustó, el tramo de bajada desde la carretera hasta llegar a la zona de los molinos de Arroyomolinos.

Terminada la ruta, montamos en bus y directos a la feria de la castaña de Cabeza de la Vaca, donde nos esperaban el resto de compañeros, y donde disfrutamos del “tercer tiempo” que dirían los aficionados al rugby.

Patrimonio y Guerra Civil en la comarca de La Serena (V) - El "Refugio Antiáreo del Aeródromo Benquerecia"

Tal y como se descibe al final de la INTRODUCCIÓN de esta serie de entradas relacionadas con el Patrimonio de la Guerra Civil (se recomienda su lectura en ESTE ENLACE): "La Serena fue la comarca extemeña que acogió la zona del Frente Extremeño más activa y relevante de Extremadura tanto en sus aspectos militar como político. De ese protagonsimo nace la necesidad de marcar y subrayar visualmente los restos bélicos y de otra índole que aún se conservan de aquellos momentos. Sin duda, el Patrimonio de la Guerra Civil en "La Serena", constituye un valor más de nuestra Historia. Bunkers, puentes, trincheras, refugios antiaéreos, puestos de observación..., elementos de un patrimonio bélico que es necesario conocer y preservar como vestigios de la historia y del horror que representas las guerras".

En base a esto, o sea, a marcar, preservar, compartir y divulgar este patrimonio bélico que tenemos en La Serena, dejo en esta entrada unas fotos del refugio antiaéreo del aeródromo de Benquerencia.

Hubo varios aeródromos en la zona de La Serena, uno de ellos es el que se encontraaba  a pocos kilómetros de Castuera, en los alrededores de Benquerencia de La Serena, en el paraje denominado "Los Tachones" y contaba con un refigo antibombas (en la pista asfaltada que une Benquerencia con Puerto Hurraco).

¡¡Haz clic en la foto para ampliar!!
Marcado con círculos azules, las dos entradas/salidas del refugio.

"El refugio es intransitable ya que se encuentra totalmente hundido, pero se conservan las dos bocas de acceso revestidas de ladrillo, una de ellas está excavada a unos cuatro metros de profundidad y puede llegarse hasta el final de la escalera pero el desprendimiento impide continuar más adentro, la otra boca está totalmente colmatada por los escombros. Debido a la disposición que presentan ambas entradas en la superficie, creemos que el subterráneo tendría forma de U, es decir, descendiendo por una de las entradas se haría un giro a la derecha de 90º al final de las escaleras para, enseguida, hacer otro giro similar a la izquierda, allí nos encontraríamos ante un largo pasillo al final del cual habría que hacer otros dos giros similares a los descritos pero en sentido contrario (primero a la izquierda y después a la derecha). Lo que por el momento desconocemos es si se trataba de un pasillo únicamente, o también habría algún tipo de habitación a los lados. Pero lo más llamativo son los aproximadamente sesenta metros de longitud (medidos en superficie) que tendría el subterráneo, lo que nos hace ver que nos hallamos ante un refugio de gran capacidad". [Forticicaciones de la Guerra Civil Española en Castuera, Rafael Moreno García - Documento presentado en el IV Congreso de Castellología - Madrid, 2012]



En estas fotos, se muestra una de las entradas/salidas del refugio. En la segunda foto, el círculo amarillo muestra el montículo en el que se encuentra la otra entrada/salida.



En estas fotos se muestra el acceso de la otra entrada del refugio; en la primera foto, dentro del círculo amarillo, se encuentra el montículo con la entrada/salida que aparece en el otro bloque de fotos.


¡¡Podéis ver el resto de entradas de este blog relacionadas con el Patrimonio bélico que dejó la Guerra Civil en la comarca de La Serena y alrededores haciendo clic en ESTE ENLACE!!

jueves, 2 de noviembre de 2017

Patrimonio y Guerra Civil en la comarca de La Serena (IV) - El Frente Extremeño en el Valle del Gudalefra.

Tal y como se descibe al final de la INTRODUCCIÓN de esta serie de entradas relacionadas con el Patrimonio de la Guerra Civil (se recomienda su lectura en ESTE ENLACE): "La Serena fue la comarca extemeña que acogió la zona del Frente Extremeño más activa y relevante de Extremadura tanto en sus aspectos militar como político. De ese protagonsimo nace la necesidad de marcar y subrayar visualmente los restos bélicos y de otra índole que aún se conservan de aquellos momentos. Sin duda, el Patrimonio de la Guerra Civil en "La Serena", constituye un valor más de nuestra Historia. Bunkers, puentes, trincheras, refugios antiaéreos, puestos de observación..., elementos de un patrimonio bélico que es necesario conocer y preservar como vestigios de la historia y del horror que representas las guerras".

En base a esto, o sea, a marcar, preservar, compartir y divulgar este patrimonio bélico que tenemos en La Serena, dejo en esta entrada unas fotos y vídeo del "Fortín o Búnker de Campanario".

¡¡ Haz clic sobre la foto para ampliarla !!

Al igual con el del Zújar, su contexto estaría en el  "Cierre de la Bolsa de La Serena", ya que se construiría entre lo que fue la fijación de las líneas defensivas del frente franquista establecido tras el cierre de dicha bolsa (entre finales de julio y principios de agosto de 1938) y la contraofensiva republicana del 22 de agosto del mismo año.

 ¡¡ Haz clic sobre la foto para ampliarla !!
Posiciones del frente extremeño vistas desde la zona del búnker de Campanario.
El búnker está situado junto al camino-pista que une Campanario con el valle del río Guadalefra; dicho valle formó parte del Frente Extremeño activo entre las tropas fanquistas y republicanas, tras la contraofensiva lanzada por éstas. Este camino es conocido en el pueblo como “camino de los rojos” ya que en él estuvieron trabajando los obreros en paro de la bolsa de trabajo establecida por el Ayuntamiento republicano de Campanario en 1932.

Durante la guerra, la pista fue reconstruida en parte por el ejército franquista para enlazar con las sectores fortificados del frente del valle del Guadalefra; en esta pista se construyó un pequeño puente, el del arroyo del Zangarrón para facilitar el paso de efectivos..  Otro puente, éste de más embargadura, el "puente de Tablillas", sobre el río Guadalefra, fue reconstruido y destruido con los avances y retrocesos de las fuerzas de los dos ejércitos.

 Puente sobre el arroyo Zangarrón.
El "camino de los rojos" a su paso por el puente sobre el el arroyo Zangarrón.


Estos pilares es lo que queda del puente de Tablillas, sobre el río Guadalefra, que en el momento de la foto estaba completamente seco.

El búnker tiene una posición dominante sobre lo que fueron sus propias posiciones franquistas y formaba parte del despliegue de fuerzas de la 122 División. En la orilla de enfrente del valle del Guadalefra se situaban las líneas republicanas, 6ª División (107 Brigada Mixta).


Es similar al del Zújar, tanto por sus dimensiones como por estar construidos con una estructura de hierro y hormigón, con paredes internas acanaladas, encontrándose parcialmente excavado en la tierra, pero la gran diferencia con el del Zújar, es que mientrás éste está en muy buen estado de conservación, el de Campanario por contra, tiene toda la parte de arriba destruida, no sé si por que no llegó a finalizarse por completo o porque fue destruido a consecuencia de los bombardeos que sufrió esta localidad y su entorno a finales de agosto, durante la contraofensiva que lanzo el ejército republicano.





El Valle del río Guadalefra formó parte del Frente Extremeño que se estableció entre las tropas republicanas y franquistas tras la contraofensiva lanzada a partir del 22 de agosto de 1938 por el ejército republicano. Las trincheras son el elemento defensivo principal utilizado por ambos bandos, siendo de mayor entidad los de la orilla franquista; los republicanos utilizaron elementos del paisaje como la propia pizarra o  los característicos “dientes de perro”, propios de esta zona, para construir su línea defensiva, un sistema de fortificación más liviano, con funciones orientadas a recabar información sobre posibles movimientos, los llamados “escuchas”.

Dejo aquí un pequeño vídelo de este búnker o fortín, y del entorno en el que se encuentra construido:



¡¡Podéis ver el resto de entradas de este blog relacionadas con el Patrimonio bélico que dejó la Guerra Civil en la comarca de La Serena y alrededores haciendo clic en ESTE ENLACE!!

martes, 24 de octubre de 2017

Campaña 2017 del "Aguilucho cenizo" (Circus pygargus), en la zona de "La Serena y alrededores".


Si el año pasado pareció que todo se confabuló para que la campaña de conservación del aguilucho cenizo fuera, sino un éxito al menos un año con unos resultados bastantes buenos, que invitaban al optimismo después de unos años anteriores con resultados negativos (ver campaña 2016), este año de nuevo, y por desgracia, los datos han sido malos.

Si bien el número de nidos localizados durante esta campaña ha estado igual o incluso por encima de los del año pasado (136 nidos controlados frente a los 130 del año pasado), lo cierto es que la tasa de pollos volados por nido (volados y vivos, más adelante haré hincapié sobre esto) ha caído en picado, y las razones, o la razón fundamental este año, es debida fundamentalmente a las circunstancias climáticas (con datos aún "no muy finos", los pollos volados podrían estar por lo 92, lo que supondría una tasa de vuelo, o sea, pollos volados por nido, de 0,67, frente a los casi 1,67 del año pasado).

Un año muy seco, con ya muy altas temperaturas en los meses de abril y mayo, que han provocado un adelanto de la cosecha, o incluso peor aún, parcelas en las que no merecía la pena la recogida del cereal y que se han cosechado antes de tiempo para heno, lo que implica la pérdida de hábitat para los nidos de aguiluchos, tanto cenizos como laguneros.


 En la foto de arriba, una parcela cosechada y en la de abajo una cosechadora en pleno proceso... fotos que no dirían mucho de por sí, sino fuera porque están tomadas a finales del mes de abril; y éstas precisamente, son zonas potenciales para la reprodución de aguiluchos...

Pero lo que realmente ha dado la “puntilla” este año es la ola de calor, o las olas de calor o episodios de calor, mantenidos durante más de una semana y ya desde primeros del mes de junio, lo que ha significado que todos aquellos pollos de pocos días, sin plumón, y que no termoregulaban aún, hayan muerto, pero es que además, en las inspecciones de seguimiento realizadas, nos hemos encontrado con pollos de entre una y tres semanas que también habían muerto por las altas temperaturas, incluso nos hemos encontrado a la hora de retirar los 'cercados' de los nidos, aunque esto ya en menor número, pollos que ya contábamos para las estadísticas como que habían volado, y que aparecían muertos (no predados), bien dentro del cercado en cuyo interior estaba el nido, o en los alrededores de éste; por eso lo que comenté antes, que este año no bastaba con ver pollos volados y anotarlo en las estadísticas, porque como hemos podido comprobar posteriormente, algunos de estos también han muerto. Cierto es que para poder realizar tanto seguimiento se necesita personal de campo, además de tiempo y dedicación, algo con lo que normalmente no se cuenta porque estamos hablando de voluntariado...

 
Un ejemplar de unos 30 días, muerto dentro de un nido con cercado. Como se puede ver no hay predación ni síntomas de envenamiento, y lo más probable como en otros casos este año, es que haya muerto por las altas temperaturas de la ola/s de calor que comenzaron a primeros de Junio. Este es un ejemplo de pollo que ya volaba y que después nos hemos encontrado muerto.

La mayoría de los pollos muertos han sido por las altas temperaturas mantenidas durante muchos días seguidos, aunque también se han dado casos de predación, principalmente por zorros, aunque también hubo un caso, al menos que sepamos, de predación por un búho real, y es que apareció cazado infraganti por una de las varias cámaras de fototrampeo que el equipo de Brigitte colocó en distintos nidos (zona de Cabeza del Buey), cedidas por la Universidad de Constanza (Alemania) donde ella trabaja.


 ¡¡Haz Clic para ampliar!!. Fotos tomadas por las cámaras de fototrampeo; la de la izquierda, con un zorro predando nido NO cercado, a la 1:38 de la noche del 30 de mayo, mientras que la derecha es la predación de un nido, con cercado, por un búho, a la 3:06 de la noche del 5 de junio.


En esta campaña se han colocado 6 cámaras con las que se han podido controlar hasta 12 nidos, obteniendo como resultados que de estos doce nidos, 5 han sido predados por zorros y uno por búho (el comentado antes), además, en dos de los nidos nacieron pollos pero no sobrevivieron más de dos días debidos a las altas temperaturas, de hasta 49 grados en el propio nido y una segunda puesta fue abandonada, con huevos, posiblemente también a causa de las altas temperaturas. Tan sólo en 3 de los 12 nidos analizados por las cámaras de fototrampeo, los pollos siguieron adelante.

 Una de las cámaras de fototrampeo que se colocaron.


Al margen del tema de la predación, gracias a estas cámaras colocadas por el equipo de Brigitte en esta zona de La Serena, se han podido obtener unas conclusiones que si bien podían intuirse o sospecharse en algunos casos, lo cierto es que ahora están demostradas con la captura de fotos que lo dicen todo, y es que las cámaras han mostrado como con temperaturas superiores a los 30 grados, los machos han participado muy activamente en el nido con labores propias de la hembra, como la de dar sombra a los huevos, a los pollos pequeños, a la propia hembra mientras ésta incuba, o dar comida tanto a pollos grandes como pequeños (tareas más propias de la hembra, de ahí que a este estudio Brigitte lo haya titulado: “¿Fin del machismo?... Nuevos papeles en la estrategia familiar de los aguiluchos cenizos en La Serena, Exremadura”).

  ¡¡Haz Clic para ampliar!!.Macho dando de como a pollos grandes y pequeños.


 ¡¡Haz Clic para ampliar!!. En la foto de la izquierda, macho dando sombra al nido con temperatura de 49 grados un 16 de Junio; en la foto de la derecha,macho y hembra dando sombra a cuatro pollos pequeños con temperaturas de 45 grados un 8 de Junio. 
Fotos y análisis de Brigitte Berger-Geiger, colaboradora de ANSER
 (brigitte.berger-geiger@gmx.de)

Los voluntarios de ANSER (Asociación Naturalista de Amigos de La Serena) este año han trabajado más que en otras campañas y además a contrareloj. A contrareloj por que el adelanto de las cosechas hizo que también se adelantara la campaña para la localización de nidos, antes de que las cosechadoras y empacadoras se los llevaran por delante; pero también porque este año se ha pretendido poner en los nidos 'cercados' más elaborados, más robustos, y para eso había que soldar una estructura de varillas de hierro y después recubrirla con tela metálica.

El año pasado probamos con éxito el tema de 'cercados' en los nidos para evitar, o al menos paliar en la mayor medida posible, los daños sufridos por el tema de la predación. Los cercados que pusimos los hicimos de forma menos elaborada, para ir probando y ver qué tal funcionaban. Se trataba de crear un área cuadrada, colocando cuatro varillas de hierro en cada esquina y a continuación colocábamos la tela metálica alrededor de estas varillas de hierro, con lo que se conseguía cercar el nido; por último, colocábamos en cada una de las varillas, botes con pastillas de naftalina a modo de repelente. El problema de estos cercados improvisados, es que al no tener ninguna estructura de soporte rígida entre varilla y varilla, provocaba que en ocasiones la tela metálica pudiera ceder, acombarse por el centro de cada lado, o no quedando bien fijado al suelo, lo que facilitaría la entrada de predadores, o del propio ganado una vez realizada la cosecha (como hemos podido comprobar en algunas ocasiones a la hora de retirar los cercados al término de la campaña)... Tan sólo colocamos algunos cercados prefabricados, estos con forma hexagonal, que nos cedieron los compañeros catalanes, y que si bien es verdad que tienen una estructura robusta y compacta, no es menos verdad que pesan mucho, y para nidos que estén alejados del camino resultan complicados de trasportar, y de colocar con el cereal alto, sin cosechar, puesto que no son lados u hojas que se coloquen de forma independiente si no que están todas unidas, excepto por un lado.

Para la campaña de este año desde ANSER, y a las órdenes de Manolo Calderón, coordinador de la campaña, se ha estado trabajando en hacer cercados cuadrados prefabricados, más robustos y fáciles de poner. Este tipo de cercado consta básicamente de cuatro lados separados (estos cuatro lados se transportan hasta el nido, se colocan individualmente en forma de cuadrado y se unen los vértices de dicho cuadrado mediante bridas, resultando muy fáciles de colocar y retirar), cada lado tiene unas dimensiones de 2 metros de ancho por 1  de alto, y cada lado está formado por una estructura de varillas de hierro dividas en cuadrados pequeños, a modo de cuadrícula, para dar más rigidez, y después una tela metálica que envuelve esta estructura, como se puede ver en las siguientes fotos.


En las fotos de arriba, Miguel, Natalia y Fernando, compañeros de ANSER, colocando la tela metátila sobre la estructura de varilla de hierro, en la sede de la asociación.

 En esta foto, se puede ver como queda ya el cercado colocado sobre el nido, con el cereal aún sin cosechar...



Son muchas las horas de trabajo, primero del jefe, de Manolo Calderón, que él solito se ha encargado de soldar todas las estructuras, y después del grupo de voluntarios de ANSER y también del propio Manolo Calderón, colocando las mallas metálicas alrededor de la estructura de varillas de hierro, y todo con una campaña que se había adelantado, por lo que se ha tenido que trabajar mucho y contra el crono, como ya he comentado anteriormente

Se compró material para poder realizar unos 60 nidos, y al final se han podido hacer de forma completa unos 45, de los cuales la gran mayoría son en formación cuadrada, aunque se han hecho también algunos hexagonales, más ligeros que los cedidos por los catalanes, para probar y ver cuales tienen mejores resultados... En esta campaña hemos utilizados todos estos cercados recién hechos, más los hexagonales que nos cedieron los compañeros catalanes el año pasado, además de otros cinco que nos han enviado este año, y para el resto, se ha tenido que utilizar el sistema del año pasado, o sea, cuatro varillas o picas, y malla metálica alrededor, así que en total, el número de "cercados" colocados estará cercano a los 75. En la próxima campaña se terminarán de hacer los que quedan aún pendientes...

 Ejemplo del tipo de cercado con cuatro picas y malla metálica, que son los qe se colocaron el año pasado, aunque este año también hemos tenido que colocar algunos de estos. En la foto, a parte de ver un macho entrando en el nido, se puede ver como el lateral izquierdo se va acombando, debido a la falta de tensión y de una estructura rígida que lo mantenga firme.

A la hora de retirar los cercados colocados en los nidos, al término de la campaña, en la última quincena del mes de julio, nos hemos dado cuenta que algunos nidos donde hemos colocado los cercados nuevos han sido predados por zorros, por lo que quizás cabría pensar en que habría que haberles dado algo más de altura. De todas formas, esto corresponderá a un análisis posterior, puesto que los cercados hexagonales cedidos por los compañeros catalanes son un poco más altos, y habrá que analizar el porcentaje de predación que han sufrido estos en comparación con los nuevos que hemos colocado, y que tipo de predación, para sacar conclusiones. Lo que sí es cierto es que el tema de los cercados reduce la alta predación que de un tiempo a esta parte estaban teniendo los nidos de aguilucho cenizo en esta zona.

A pesar del adelanto de la campaña y del tiempo invertido en la elaboración de los cercados, este año también ha habido tiempo para probar con nuevas tecnologías. Se ha utilizado un dron que permiten el seguimiento y control de los nidos previamente marcados, de una forma no invasiva; por otro lado, se han uitlizado como ya he comentado antes, varias cámaras de fototrampeo para recopilar más datos sobre lo que pasa en los nidos y saber así cuales son los mayores predadores; comentar y destacar también, que en la campaña anterior el equipo de Brigitte, en la zona de Cabeza del Buey, junto con responsables de la Junta, colocaron en algunas hembras de aguiluchos, dispositivos para el seguimiento de los movimientos de estos por GSM-GPS, arrojando unos datos muy interesantes como veremos a continuación.

El "dron", el nuevo juguetito para el seguimiento de los nidos a distancia.

El "jefe", Manolo Calderón, 'pilotando' su nuevo juguetito....


Una foto realizada desde arriba, con el dron, de unos de los cercados nuevos hechos este año.

Foto realizada con dron, desde arriba, mostrando nido con cuatro huevos y hembra saliendo del nido. Se puenden AMPLIAR LAS FOTOS haciendo clic sobre ellas.

Construidos y cedidos por la Universidad de Constanza (Alemania), donde trabaja Brigitte, se colocaron emisores GSM-GPS de 15 gramos a hembras de agiluchos, asegurando que el peso total (incluyendo el arnés) no sobrepasara el 5% del peso del individuo. Un panel solar sería el encargado de garantizar la energía necesaria para tomar y transmitir los datos GPS (de 3 a 60 puntos por día) vía teléfono y mostrados por www.movebank.org.

De los datos aportados por estos emisores y de su estudio posterior, se han podido obtener, además de los datos de las rutas de migración, otros datos referentes al intercambio de colonias, como son los siguientes:
    • Después de la predación en 2016 del nido de una de las hembras (círculo rojo en la foto), ésta realizó vuelos diarios a una colonia a 10 km de distancia (círculo amarillo en la foto); después adoptó otro nido (círculo azul) en una colonia vecina.

    • Otra de las hembras (color turquesa en la foto),  inició el 16.7.2016 un vuelo de 240 km hacía Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), se quedó 3 semanas allí, en una colonia de aguiluchos cenizos y volvió de nuevo el 5.8.2016 a La Serena. Lo curioso de esto es que en el 2017 realizó la misma ruta, la misma operación, pero se quedó sólo 6 días de visita en esa colonia.
    • Otras dos hembras (color azul y color lila en la foto) procedentes de una colonia cerca de Mérida, en 2017 realizaron de forma independiente una visita a La Serena (del 10 al 12 de Julio 2017 y del 29 al 30 de Junio de 2017, respectivamente) y después volvieron a su colonia original.

    Otros datos curiosos extraídos de los datos aportados por estos emisores son:
      • Después de la predación del nido, las hembras no abondanaron la colonia.
      • Después de la pérdida du su nido, una de las hembras adoptó otro nido en una colonia cercana.
      • Cuando los pollos volaron, algunas hembras salieron para una colonia final (¿su origen?) y volvieron a su colonia de cría antes de empezar la migración.
      En cuanto a los datos para las ruta de migración, dejo aquí una tabla aportada por Brigitte con los datos de parejas a las que se les puso los emisores GSM-GPS.



        ¡¡Haz Clic para ampliar la tabla y mapa!!.
      En el mapa con las rutas migratorias, los colores se corresponden con las hembras:
      4400: color turquesa (2016 y 2017 sólo hasta Sáhara Occidental)
      5005: color amarrillo (2016)
      4490: color azul (2017)
      4488: color verde (2017)
      4489: color naranjo (2017)

      Por otro lado, comentar también que en esta campaña, con la colaboración de Chema Traverso, se anillaron varios aguiluchos, e incluso se les colocaron marcas alares, lástima que algunos de estos pollos, ya grandecitos, nos los encontráramos muertos posteriormente, por las altas temperaturas que este año han marcado de forma negativa la campaña de conservación de esta rapaz.


       En las fotos de arriba, Chema Traverso con su equipo, en el anillamiento de algunos pollos de aguilucho cenizo.

       Pollos de aguilucho cenizo con marcas alares, que aparecieron muertos dentro del nido, sin síntomas de predación, posiblemente las altas temperaturas tuvieron mucha culpa en ello.

      A pesar de los muchos voluntarios que han estado trabajando durante esta campaña, a pesar del esfuerzo realizado, de las muchas horas de trabajo de campo para localizar nidos, o de las horas de trabajo en la sede de la asociación  para la elaboración de los cercados, del esfuerzo invertido para colocarlos y quitarlos, y por muchas ganas e ilusión que se ponga, con lo que uno no cuenta y con lo que no puede luchar, es contra la naturaleza, contra la climatología (¿cambio climático?), y entonces a uno le viene a la cabeza aquella célebre frase de Felipe II: “Yo no mandé a mis naves a luchar contra los elementos”... Nos queda el consuelo de pensar que si no hubiera sido por todo este trabajo, las cifras aún hubieran sido mucho peores... 





      Algunas fotos de muestra realizadas en la campaña de este año, bien a la hora de localizar nidos o a la hora de colocar los cercados...

      Como dato curioso, comentar que en esta campaña y en nuestra zona, se han encontrado dos nidos con SIETE huevos, uno en la zona de Campanario, que fue finalmente predado por completo antes de nacer los pollos y por consiguiente, antes de llegar a ponerle un cercado (que por norma general se ponen una vez nacido los pollos), y otro en la zona de Cabeza del Buey, donde creo que al final llegaron a volar dos pollos.

      Foto de uno de los dos nidos que se han encontrado con nada menos que 7 huevos.