Las andanzas de un lobo estepario extremeño.

Aquí mis batallitas sobre cicloturismo, senderismo, montaña, viajes, naturaleza, música, teatro, ...

"Viajar en bici es hacer más grande el Mundo. Es aprender lo esencial de la vida. Es vivir el presente sobre todas las cosas. El placer del cicloturismo está mucho más en el camino que en el destino, son los medios los que justifican el fin. Durante días, semanas o meses, no necesitas más que lo que llevas a cuestas
" (del artículo: "Con la casa a cuestas", revista: Bike Rutas, Nº 4, 1999)

jueves, 22 de diciembre de 2016

Resumen-timelap del solsticio de invierno en el interior del sepulcro megalítico Huerta Montero (Almendralejo, Extremadura)


Ayer, día 21 de diciembre de 2016, la Asamblea de Extremadura tuvo la bonita iniciativa de regalarlos la oportunidad de ver en directo un acontecimiento mágico, como es el Solsticio de Invierno de 2016, con el Sol reflejado en un monumento ancestral de culto prehistórico, concretamente del Calcolítico (4700 años), ubicado en la ciudad de Almendralejo (Extremadura, España), y para el que no tuvo la oportunidad de verlo en directo, os dejo aquí la versión corta del vídeo, un timelap de apenas medio minuto (la versión larga dura 1:54:00 horas y quien lo desee puede verla en este enlace).



El monumento no es solamente un lugar de enterramiento, sino que también cumplía la función como Casa de los Antepasados que, posiblemente, recibieran culto por considerarlos mediadores de las peticiones que se realizaban a los dioses. En este sentido, se puede interpretar que la orientación de la tumba se proyectó para que en el día más corto del año, el solsticio de invierno, los primeros rayos de sol atravesaran el corredor e inundaran la cámara con su luz; en un principio actuando como una máquina solar u oráculo que cumpliera el rito de marcar una nueva etapa o ciclo en sus vidas (así como una interpretación de los designios divinos sobre el tiempo finalizado y el devenir consecuente), para completarlo al bañar los huesos de los difuntos, ofreciéndoles esa luz de sol nuevo.

Se construyó en el tercer milenio a.C., excavando el sustrato calizo hasta una profundidad de 2 metros. Tiene una longitud de 15,4 metros y se divide en tres partes. Los primeros 7 metros, corresponden a la rampa de acceso; continúa con un corredor de 4 metros que desemboca en una cámara circular de 4,6 metros de diámetro que, en su día, estuvo techada con una falsa bóveda.

Fue utilizada como enterramiento colectivo durante unos mil años. En total se da sepultura a 119 individuos cuyos huesos, muy deteriorados, se hallaban esparcidos por toda la cámara. Se observó un cuerpo colocado en posición fetal, que es como originalmente se depositaban.

El monumento, está considerado como una de las sepulturas más singulares de Extremadura y nos ha llegado en un estado de conservación excepcional.

0 comentarios:

Publicar un comentario