Las andanzas de un lobo estepario extremeño.

Aquí mis batallitas sobre cicloturismo, senderismo, montaña, viajes, naturaleza, música, teatro, ...

"Viajar en bici es hacer más grande el Mundo. Es aprender lo esencial de la vida. Es vivir el presente sobre todas las cosas. El placer del cicloturismo está mucho más en el camino que en el destino, son los medios los que justifican el fin. Durante días, semanas o meses, no necesitas más que lo que llevas a cuestas
" (del artículo: "Con la casa a cuestas", revista: Bike Rutas, Nº 4, 1999)

domingo, 27 de abril de 2014

Senderismo por Extremadura: XIV Ruta del Rey Jayón por la Campiña Sur.

El pasado 27 de Abril tuvo lugar la XIV Ruta del Rey Jayón, por la Campiña Sur, y en esta ocasión, a diferencia de los dos últimos años, el tiempo en cuanto a la climatología se refiere, nos respetó, y así, del frío y nieve del año pasado, o de las tormentas con fuerte granizada de hace dos años, hemos pasado a un día de sol radiante pero con temperatura muy agradable para la práctica del senderismo, o sea, un día perfecto para realizar la ruta, y además, con el período de la jara en flor en su apogeo, haciendo que parte del camino quedara flanqueado por paredes de jaras repletas de su flor tan característica, símbolo y seña de esta ruta, aunque durante el recorrido podemos apreciar los dos tipos de flores correspondientes a los dos tipos de jaras.
Supongo que al día espectacular que se preveía se sumarían un cúmulo de situaciones que acabaron provocando un efecto llamada que hizo que se desbordaran hasta las previsiones más optimistas en cuanto a participación, y es que se llegó al millar de senderistas, y no hablo de gente que se apunta sin más, me refiero a datos reales de senderistas que iniciaron el recorrido y pasaron por el primer control de firmas en el patio del ayuntamiento de Llerena, con la recogida de su 'pulsera' correspondiente, es más, en el tiempo que estuve en una de las mesas del control de firmas, y hasta media hora antes de cerrarlo, ya habían pasado casi 900 personas.

Lo bueno o malo que tiene esta ruta, es que la salida es escalonada, y para el que ya la conoce, sabrá que el punto de salida es desde el Monumento Natural de la Mina la Jayona, y no desde Llerena, pero es desde aquí, donde hay que ir cogiendo los autobuses que pone la organización para el traslado de los senderistas al punto de inicio, y esto hace que no parezca que haya una masificación durante el recorrido o en sus inicios, ya que el personal va comenzando la ruta a medida que va llegando, por lo que a lo largo de todo el recorrido se irá formando grupos más o menos numerosos, ya que los autobuses comenzarán a salir a partir de las 7:30 de la mañana y el último lo haría sobre las 9, aunque en este caso, para los que fueran a realizar la ruta al completo, no sería lo más aconsejable, ya que tocaría cruzar la Sierra de San Miguel, con todo el sol de pleno...

Yo salí en el penúltimo bus, mi idea era quedarme antes o después a cola de grupo, cerrando la ruta, con el resto de compañeros que estuvieran destinados a ello, así que me lo fui tomando con calma, intentando grabar vídeos de trozos del recorrido así como los puntos a nivel cultural más interesantes (ermita de la Virgen del Ara, Alcazaba de Reina, Teatro romano de Regina en Casas de Reina, además del monumento natural de las Minas del Rey Jayón).

Después de saludar a un grupo de Zalamea, de la asociación ARSA, que tiraron hacia delante y ya no les volví a ver más durante el recorrido, comencé la ruta en la Mina la Jayona, hablando con unos y con otros, algunos venían de Badajoz, y estaban bastante ilusionados, así que espero que les haya gustado la ruta.

Como he dicho al principio, el día inmejorable, una temperatura agradable, lo cual ayudó a que la subida por la Sierra de San Miguel a las tres de la tarde no resultara más calvario de lo que aún fue para algunos de los últimos senderistas de la ruta que al final se decidieron por terminarla en lugar de coger el bus en teatro romano de Regina, o continuar por la campiña en lugar de por la sierra, en cualquier caso, después del esfuerzo y del mar rato, todos quedaron encantados, aunque con la paliza en el cuerpo....

En la ermita de la Virgen del Ara me entretengo más de la cuenta, y prácticamente me quedo sólo, a excepción de tres chichas de la asociación de Alanís, que andaban un poco despistadas creyendo que eran las últimas, pero aún faltaba el último bus por llegar, así que seguí camino acompañándolas y al final hice prácticamente casi todo el recorrido con ellas.

Senderista recogiendo agua de la fuente situada en el patio de la ermita de la Virgen del Ara

Frescos en el interior de la ermita de la Virgen del Ara.

El tramo hasta el avituallamiento de Huerta Pérez, espectacular, con la jara en plena floración, un camino rodeado enteramente por paredes a media altura de jaras con un bonito colorido.

En el avituallamiento ya hay gente sentada comiendo, y otros pululando por los alrededores, buen ambiente, distendido, el personal se lo toma con calma, no hay lugar para los corre que te corre, para la competición, y el que quiera prisas, que salga de los primeros con los galgos de ASTOLL... Aquí ya me encuentro con la familia Boceta que viene con algunos amigos, además de los compañeros que están en el puesto de avituallamiento...

Terminado el descanso prosigo de nuevo ruta con las chicas de Alanís, y con Ángel Boceta, que sigue camino entreteniendo a los nenes que siguen tras él por el camino-senda rodeado de alcornoques que prosigue a Huerta Pérez, y donde comienza uno de los tramos más bonitos de la ruta, a parte que en es ésta época primaveral el campo está genial con todo tipo de flores y además este año, con agua...

Ángel Boceta sigue con la familia a su paso, y yo me quedo atrás grabando y acompañando al trío de Alanís, que van haciendo sus paradas reglamentarias para hacer fotos...¡como está mandao!.

En el tramo de ligera subida por el callejón hasta llegar a Reina nos encontramos con otro grupillo que entre resoplido y resoplido siguen pa'lante, suerte que es un tramo con bastante sombra, aunque aún les quedaba el plato fuerte, la subida a la Alcazaba de Reina donde se encontraba el segundo avituallamiento, una subida además con bastante aire en las alturas... Durante la pequeña subida, y entre espera y espera, a uno le da tiempo a hacer de todo, y hasta ver el reguero de gente que aún viene detrás, los del último bus.

 Antes de llegar a Reina, que es el pequeño pueblo que aparece en primer plano, ya se puede ver la hilera de senderistas que van subiendo desde esta localidad hacia su Alcazaba...

Las chicas de Alanís, haciendo foto a la Alcazaba de Reina y al entorno de la Campiña Sur.

En el avituallamiento de nuevo coincido con Ángel Boceta y familia, además de con otros compañeros, y allí me quedaría esperando a que viniera la cola de grupo, los compañeros que vienen cerrando: Julio Galindo, Miguel y el 'Chato', y junto a ellos, ya terminaría la ruta, cerrando completamente la ruta.

Había que ponerse en marcha de nuevo, que ya íbamos más tarde de la cuenta, así que toca ahora meternos en la Alcazaba para ir recogiendo a todo el personal que andaba desperdigado por allí, para saber quienes eran los que iban a continuar e ir acompañándolos.

Tramo distendido entre Reina y la carretera, andando por caminos flanqueado por paredes de piedra y con la imponente silueta de la Alcazaba de Reina a nuestra izquierda, que cada vez va quedando más arriba mientras nosotros emprendemos el descenso hacia el teatro romano de Regina, y el tramo entre la carretera que hay que cruzar y hasta llegar a Casas de Reina es el que menos me gusta, porque se va por asfalto y resulta pesaillo...
En el recinto del teatro romano de Regina toca otra vez aglutinar a la gente que quiere seguir, así que cual pastores con sus ovejas, recogemos a los poquitos que no abandonan en este punto, último con posibilidad de coger bus de la organización hasta Llerena, y seguimos hacia delante.

A la entrada en Casas de Reina, otro avituallamiento (agua y naranjas), y allí nos encontramos de nuevo con las chicas de Alanís, dudando de si seguir por la campiña o por la sierra. En el caso de que se decidieran a ir por la campiña, tendríamos que repartirnos, dos compañeros irían por la sierra acompañando a los que se fueran encontrando y otros dos tendríamos que ir con estas chicas por la campiña, ya que no sabían el recorrido. Finalmente se decidieron a ir por la sierra y quizás no fue la mejor decisión, porque una de ellas andaba algo 'tocada' y la verdad es que durante la subida a la sierra se le vio sufrir un poco, por más ánimo y apoyo que le intentamos dar en todo momento.

 Panorámica de Casas de Reina, con la Alcazaba de Reina vigilante en las alturas, al fondo a la derecha, sobre la colina

Después del último avituallamiento casi al final de la subida de la sierra, y al comenzar después la bajada, toca otro tramo muy bonito, por sendero rodeado de vegetación frondosa, lo malo es que ni era la mejor hora ni para algunas estaban los cuerpos como para muchos trotes...

Finalmente llegamos a Llerena, tarde, pero llegamos, sobre las 16:30... los cuatro de la organización, el trío de Alanis y dos parejas más, aunque la chicas de Alanís y yo fuimos realmente los últimos en llegar porque no podía faltar la parada previa en el Bar Soga para reponer líquidos, antes de llegar al Ayuntamiento de Llerena, punto y final de la ruta, donde pudimos comer y beber algo, en compañía del resto de miembros ASTOLL, algo que por cierto es de lo mejor de la ruta, el compartir este día con el resto de compañeros en este ambiente festivo....

Como siempre, y aunque la ruta este año ha sido un éxito, llegando al millar de personas y habiendo disfrutado de un tiempo estupendo en lo que a lo climatológico se refiere, hay que hacer algunas sugerencias o poner algunas pegas en cuanto a la organización:

La primera es que sabiendo ya a las 8:30 de la mañana las personas que van a comenzar la ruta y que la comida prevista es para menos personal, ¿qué trabajo cuesta comprar o hacer más bocadillos o traer más bebida? porque hasta la una o las dos de la tarde que comience a llegar el grueso del pelotón y desde las 8:30 o 9 de la mañana hay tiempo de sobra, y si la pregunta es ¿quien pone el dinero para comprar el resto de la comida? pues a una última lo podría poner ASTOLL, que para esto en concreto tiene más que de sobra y tampoco va a suponer tanto, o incluso se podría hablar después con el Ayuntamiento o con quien corresponda y sino da igual, si se tiene un dinero, y esto tampoco iba a suponer tanto, se podría usar para estos imprevistos, porque la verdad y francamente, queda muy mal, muy feo, que llegue gente a las 3 o a las cuatro de la tarde y se queden sin un mísero bocadillo, o un vaso de gaspacho, por decir algo... a mi la verdad, es que me supo mal, es como mucha cantidad (de público) pero al final poca calidad en la finalización de la ruta. Esta es mi opinión, aunque por supuesto, las altas esferas lo verán de otra forma, o dirán que el dinero que pueda tener la asociación es intocable o cualquier otra razón o motivo, pero los hechos son los hechos y hubo gente que quedó un poco defraudada en este aspecto.


Por otro lado, y esto ya habría que hablarlo entre la Asociación, el Ayuntamiento, y bares de la zona, se podría hacer el final de ruta ligado a una especie de fiesta, y en lugar de dar comida y un bocadillo con forme va llegando el personal y al final cuando terminan se van, pues intentar poner una comida (un plato de carne en salsa o una garbanzada, o cualquier otra cosa, como hacen en otros sitios) a partir de una hora, por ejemplo de las 14 horas en adelante, con el fin de que se vea un poco de ambiente festivo en el pueblo y todos salgan ganando, porque es triste llegar a las tres de la tarde y ver toda la plaza vacía, desangelada, y tan sólo algunos de la propia Llerena que están de cañas, cuando por allí han pasado mil personas. Esto no es algo del otro mundo, y si precisamente lo comento es porque me da envidia cuando vamos a otras marchas organizadas por pueblos, que igual apenas pasan de los 1000 habitantes, y tienen la plaza abarrotada de senderistas que además están consumiendo hasta el momento de la comida, y que incluso durante la comida son amenizados con alguna orquesta o charanga, porque entre otras cosas todos colaboran y las marchas estas de entre 300 y 500 senderistas se la toman como una especie de fiesta local. Bien es cierto que se podría decir: "si, eso esta muy bien, pero igual tienes que pagar 3 euros por la marcha y la comida, y aquí no te cuesta nada, y tienes tus puestos de avituallamiento", y no les faltará razón, pero creo que si hay tanta gente que viene de tan lejos, y que madruga con tal de venir a la ruta, no creo que le cueste mucho pagar un precio simbólico, pero es que además, ya se está dando algo de comida, y no sé si con esos gastos corren Ayuntamientos, Diputación o quién, pero no creo que sea ese el problema, porque prácticamente con el mismo gasto o poco más, se podría disfrutar de un ambiente festivo, y no esperar que después que pasen un millar de senderistas, la plaza esté desangelada cuando llegan las tres de la tarde... Pero en fin, que estos son reflexiones mías, y simplemente surgen a raíz de lo que se ve en otros sitios que seguro manejan muchísimo menos presupuesto y tienen menos ayuda.... 

Para finalizar esta entrada, os dejo un vídeo, algo largo eso sí, pero donde he intentado poner un poco de cada zona. Esta grabado con la cámara de fotos y en muchas ocasiones en movimiento por lo aparecerá en algunos momentos con la imagen moviéndose. Espero que os guste...

0 comentarios:

Publicar un comentario