Las andanzas de un lobo estepario extremeño.

Aquí mis batallitas sobre cicloturismo, senderismo, montaña, viajes, naturaleza, música, teatro, ...

"Viajar en bici es hacer más grande el Mundo. Es aprender lo esencial de la vida. Es vivir el presente sobre todas las cosas. El placer del cicloturismo está mucho más en el camino que en el destino, son los medios los que justifican el fin. Durante días, semanas o meses, no necesitas más que lo que llevas a cuestas
" (del artículo: "Con la casa a cuestas", revista: Bike Rutas, Nº 4, 1999)

martes, 27 de diciembre de 2011

Cicloturismo por la Sierra de Francia, las Batuecas y las Hurdes Altas

  Un año más, y ya van seis consecutivos, llega el momento de despedir el año o empezar el nuevo año, haciendo cicloturismo por Extremadura o por comunidades limítrofes, incluyendo también el país vecino, o sea, Portugal, no vaya a ser que nos pase como aquellos que se jactan de viajar por todo el mundo y luego ni siquiera conocen su tierra o saben lo que hay en ella...

  Este año la ruta navideña está marcada por las circunstancias en las que nos encontramos cada uno de nosotros. Así pues, como algunos sólo disponen de tres días (2, 3 y 4 de Enero) y es más cómodo para ellos por motivos de trabajo o por motivos personales, empezar o terminar desde Las Hurdes, en el norte de Cáceres, la ruta de este año la iniciaremos desde esta zona, y la idea es intentar estar por allí la noche previa al día en que comenzaríamos este viaje cicloturista, al contrario de lo que hemos hecho siempre, o sea, desplazarnos el mismo día en que comenzamos, evitando perder así media mañana al ser desplazamientos largos.

  Como siempre, si tuviéramos que desplazarnos todos o algunos de nosotros en el mismo día del inicio de la ruta, haríamos menos kilómetros en ese primer día, porque empezaríamos más tarde, y en este caso podríamos salir desde Vegas de Coria. Si por el contrario, la noche antes ya estamos todos por la zona de inicio, podríamos salir directamente desde Pinofranqueado o Caminomorisco, haciendo algunos kilómetros más el primer día.

  La mayor parte de este recorrido es ya conocido por alguno de nosotros, por unos más que por otros, excepto quizás para el nuevo compañero de fatigas que llevaremos en esta ocasión, pero como he dicho al principio, las circunstancias hacen que el recorrido sea por por el norte de Cáceres o el sur de Salamanca, y como la parte de la Sierra de Gata, o la Vera, o el Jerte o el Ambroz, también lo tenemos recorridos en bici, hemos optado por esta alternativa, teniendo en cuenta también, que en esta zona podemos disponer de alojamiento, y en el caso de que el tiempo, a nivel meteorológico, se ponga 'chungo', como nos ha pasado en los dos últimos años, optar por hacer rutas en bici o de senderismo diarias, con inicio y fin en donde tengamos el alojamiento.

  Comentadas las circunstancias que han influido a la hora de diseñar el recorrido de esta ruta, voy a describirlo ahora a grandes rasgos.

  Partiremos desde Las Hurdes altas, con la idea de introducirnos, sin más rodeos, en el Parque Natural de la Sierra de Francia y en las Batuecas, buscando alcanzar nuestro objetivo en el día de hoy, que no es otro que la bonita, turística y bien conservada localidad de La Alberca (punto neurálgico de toda esta zona), pero para ello, en lugar de llegar hasta allí subiendo desde Las Mestas por el Portillo de las Batuecas, como ya hicimos en su día, en esta ocasión y para cambiar de aires, lo que haremos será otro recorrido, y por supuesto también en subida, porque una cosa hay que dejar bien clara, en ninguna de las etapas vamos a poder pedalear por algún tramo de 'llanazo' para ir con calma, porque todo va a ser un continuo subir y bajar.

  Recorreremos parte de la Sierra de Francia, de sureste a oeste; desde Vegas de Coria nos dirigiremos a la alquería de Rebollosa, y desde aquí en una buena subida, sobre todo el primer tramo y ya en terreno salmantino, hasta Herguijuela, por carretera local o pista asfaltada, sin mucha comodidad pero con la tranquilidad de que quizás seamos nosotros el único tráfico que soporte esta carreterilla. Desde Herguijuela enlazamos ya con una carretera buena que es la que comunica Sotoserrano con La Alberca, pero antes de seguir rumbo directo a nuestro destino, haremos un desvío para visitar Madroñal, y posteriormente regresar a esta carretera que en continuo ascenso nos conducirá a nuestro destino en el primer día. Por tanto, en esta primera etapa, y para ir calentando motores, vamos a tener una subida continuada de unos 17 km (ver perfil), desde que cruzamos el río Ladrillar a 406m. (antes de entrar en Rebollosa) y hasta prácticamente llegar a La Alberca, a 1.048 m. Atravesando parte de este parque natural, en plena naturaleza, entre bosques de robles, castaños, y entre pinos, alcornoques y monte bajo en la primera parte de la subida, con bonitas vistas desde algunos de los tramos de la ascensión, de los meandros que forma el río Alagón.

  La idea de la segunda etapa es la de realizar un recorrido circular por el P.N. de la Sierra de Francia y por sus pequeños pueblos, ninguno de los cuales supera los 400 habitantes, excepto La Alberca, que sería nuestro punto de inicio y final de esta ruta, disfrutando de un recorrido en plena naturaleza, rodeado de bosques, ríos y riachuelos, y teniendo como punto culminante, la dura subida a la Peña de Francia (ver perfil), donde podremos realizar una visita al santuario y disfrutar de las maravillosas vistas de toda la Sierra de Francia y de las Batuecas que se tienen desde allá arriba, eso si el día lo permite y la niebla no hace acto de presencia. Prueba de que es éste un lugar singular y mágico, son las palabras del célebre Miguel de Unamuno al visitar este lugar, y del que dijo:

  “Vivir allí arriba, en el silencio y del silencio, nosotros, los que de ordinario vivimos en el barullo y del barullo, parecíamos que allí oíamos todo lo que la tierra calla, mientras nosotros, sus hijos, damos voces para aturdirnos con ellas y no oir la voz del silencio divino. Porque los hombres gritan para no oirse cada uno a sí mismo, para no oirse los unos a los otros... Para descansar de las miserias de cualquier barranco humano, para digerir todo lo que es accidente en la vida, ¿qué mejor sino la cumbre de la Peña de Francia al abrigo del venerado Santuario?”.

  En esta segunda etapa, al comenzar y llegar al mismo sitio, podremos dejar el equipaje donde nos alojemos y realizar el recorrido sin peso extra, sin alforjas.

  En la tercera etapa, realizaremos el regreso al punto de donde partimos el primer día, comenzando la jornada con una primera subida, de poco más de 3 km, hasta llegar al Portillo de las Batuecas, siendo los primeros 600 metros los de mayor pendiente. 

 [Perfil extraído de www.desdemipedales.com]

  Desde aquí un vertiginoso descenso con 9 curvas de herradura, con unas vistas espectaculares de todas la Batuecas que sin duda harán que desmontemos de las burras en más de una ocasión para hacer fotos, al menos si las nubes y la niebla lo permiten (ver perfil de descenso). Este descenso vertiginoso termina junto a la curva desde donde se sale un camino que conduce al Monasterio de las Batuecas, junto al río que el pone apellido a este Monasterio, porque desde este punto y hasta llegar a Las Mestas, son unos 5 km de descenso más suave pero igual de espectaculares, por el esplendor de los bosques de tejos, por los estrechamientos de la sierra, por el agua corriendo como fuente de vida... sin duda un descenso para disfrutarlo a tope, al menos si la climatología, como siempre comento, nos lo permite.

  Ya en Las Metas, giraremos hacia el este, para realizar un recorrido por Las Hurdes altas, siguiendo el valle del río Ladrillar (también llamado río malo), pedaleando paralelos a éste, que nos quedará siempre a nuestra izquierda, y pasando por las cuatro alquerías que componen Ladrillar: Las Mestas, Cabezo, Ladrillar y Riomalo de Arriba; entre los cuatros suman 224 habitantes, lo que da idea del fuerte retroceso de población que está sufriendo esta zona, además de ser una población cada vez más envejecida.

  Años atrás, la carretera acababa en Riomalo de Arriba (localidad semi-abandonada, donde apenas viven 16 personas y que es uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura hurdana), pero después se asfaltó una pista que en una dura subida de unos 5 kilómetros llegaba hasta el Alto de Cuatro Caminos, y a partir de aquí, descender hasta Nuñomoral por medio de un bosque de pinos, por un camino-pista de unos 7 km, pero actualmente creo que también está asfaltado este tramo, así que no vamos a tener ningún tipo de dificultad técnica.

[Perfil extraído del libro de Juan María Hoyas: "Extremadura en Bici"]

  Desde Nuñomoral, prácticamente llaneando, siguiendo el curso del río Malvellido llegaremos hasta la alquería de Rubiaco, y un poco más adelante, las aguas del Malvellido se mezclarán con las del río Hurdano, y paralelos a éste llegaremos hasta Vegas de Coria.

  Si hubiéramos empezado el recorrido en Caminomorisco, tendríamos que seguir unos kilómetros más hacia el sur, por la carretera EX-204.

  Hasta aquí el recorrido para unos, otros podemos optar por estar un día más por esta zona, y hacer un recorrido en bici, o una ruta senderista, o dedicarnos meramente al turismo moviéndonos con el coche... en fin ya veremos como se vayan desarrollando los días, y en función de la prisa que tenga el personal...

Podéis ver el resto de documentación de la ruta pinchando aquí o en la sección de: "Guías de Viajes Cicloturistas", dentro de este mismo blog.

0 comentarios:

Publicar un comentario