Las andanzas de un lobo estepario extremeño.

Aquí mis batallitas sobre cicloturismo, senderismo, montaña, viajes, naturaleza, música, teatro, ...

"Viajar en bici es hacer más grande el Mundo. Es aprender lo esencial de la vida. Es vivir el presente sobre todas las cosas. El placer del cicloturismo está mucho más en el camino que en el destino, son los medios los que justifican el fin. Durante días, semanas o meses, no necesitas más que lo que llevas a cuestas
" (del artículo: "Con la casa a cuestas", revista: Bike Rutas, Nº 4, 1999)

lunes, 18 de julio de 2011

Vacaciones 2011: Ruta Cicloturista por la Costa Atlántica Francesa

  Este año tenía complicado lo de realizar un viaje cicloturista como los que he realizado los últimos años, y no porque no tuviera ganas, sino porque he estado prácticamente todo el año ocupado con rutas senderistas, ciclistas, con viajes, etc., con lo que no había tenido tiempo de preparar un viaje de unas tres semanas.

  Este verano tenía en el aire varios planes, varios proyectos que estaban ahí pero que no sabía si al final iban a salir. Por un lado, en el trabajo ya había comentado algo de la posibilidad de coger la primera semana de julio a cambio de quedarme una semana más, para el caso de que surgiera la excursión de una semana a los Picos de Europa con los ASTOLL de Llerena; por otro lado, con el grupo, o con parte de él, con los que estuve en Marruecos en Semana Santa, estaba pendiente de que saliera también la última semana de julio para hacer parte del GR-11; y por último, como yo no había planeado ninguna ruta cicloturista, estuve buscando en el foro de la web de “rodadas” (una página web sobre cicloturismo) gente que fuera a hacer algún viaje para el mes de agosto, y buscara acompañantes; y en el caso de que no surgiera ninguno, también había hablado algo con mi compañera de trabajo, para hacer una semana de algún tramo del Camino de Santiago, bien el Portugués o el del Norte, y con el amigo Charly, por otro lado, para hacer con él 3 o 4 días de 'pateo' para que se relajara un poco después de tanto entrenamiento y sacrificio para participar en el medio Iroman de Vitoria, el 24 de Julio.

  En la web de rodadas vi algunos viajes que me gustaron mucho, y en concreto, vi uno, el de “Oslo a Cabo Norte” que me encandiló, pero al ponerme en contacto con la persona que lo había propuesto y comentarle la posibilidad de ajustar fechas para que pudiera tener la opción de acompañarle, me comentó que no podía ser, que había una diferencia de dos semanas entre lo que él tenía en sus planes y lo que yo proponía, y eso era mucho tiempo.... ¡lástima!.

  Por otro lado, empecé a leer a otro grupo que se fue juntando, para hacer un viaje en el mes de agosto, lo que me venía muy bien por el tema de las fechas. Estuvieron barajando varias posibilidades para su destino; yo les propuse la “ruta del Danubio”, una ruta bastante sencilla a nivel de exigencia física, pero que tiene la motivación de pasar por cuatro países. Pero al final se acabó imponiendo un viaje por el “Valle del Loira”, y como yo ya hice parte de este recorrido el año pasado, pues la verdad, no me apetecía repetir.

  Finalmente, surgió Gorka en el foro, proponiendo la “Ruta por la Costa Atlántica Francesa” y en una fecha que más o menos me cuadraba, a excepción de los dos o tres primeros días, pero el problema era que cuando me puse en contacto con él, ya tenía comprado el billete de tren, con lo que no podía cambiar las fechas. Él tenía la salida el viernes 29 de Julio, mientras que yo la última semana de Julio posiblemente estaría haciendo un tramo del GR en los Pirineos, y después tendría que bajar a Extremadura a por la bici y volver a subir hasta San Sebastian y el norte de Francia, para comenzar la ruta, con lo que tendría como mínimo unos cuatro días de desfase.

  Estuve un par de semanas dándole vueltas a la cabeza, pensando en llevar la bici hacia San Sebastián o Irún, dejarla en alguna consigna, irme con la mochila al punto de origen del tramo del GR-11 que fuéramos a hacer, y después, desde el punto donde termináramos, volver a San Sebastían o Irún para coger la bici, y dejar ahora la mochila, o bien, llamar a un amigo que esa semana estaría de vacaciones por la zona de San Sebastián, para que me la recogiera, junto con el resto del material de senderismo, y bajármelas para Extremadura, y así ahorrarme los viajes para ir a por la bici y volver, con lo que entonces sólo tendría un par de días de desfase con Gorka y con Rafa, el compañero que también se le había unido para hacer este viaje.
  Otra opción que barajaba es hacer lo mismo que he comentado antes, pero acortando el número de días de caminata por los Pirineos, o sea, estar desde el sábado día 23, o domingo día 24, hasta el jueves 28, y después intentar regresar a San Sebastián o Irún para poder salir con los otros dos el mismo día, y así poder comenzar la ruta los tres juntos.

  Lo de la primera semana de Julio, para la salida a los Picos de Europa, al final no salió, porque no fue posible ajustar los días de vacaciones de unos y otros, según me comentó el amigo Ángel Boceta, de ASTOLL, y en cuanto a lo de los Pirineos, ya me estaba planteando no ir, porque me estaba calentando la cabeza para cuadrar las fechas con el otro viaje, a pesar que era algo que me apetecía bastante, no sólo por hacer parte del GR-11, sino por estar de nuevo en la grata compañía del grupo o de parte de él, porque posiblemente todos no nos pudiéramos juntar, que estuvimos en en Atlas marroquí unos meses atrás.

  Esta era la situación, y justo en el primer día de vacaciones, recibo una llamada que la verdad, no esperaba hasta Septiembre; era en relación a unas pruebas médicas que se tenía que hacer mi madre en Badajoz, y pensaba o imaginaba, que con el tema del mes de Agosto por medio, no nos llamarían mínimo hasta Septiembre, pero me equivoqué, así que el día 27 miércoles, tendría que viajar a Badajoz con mi madre para las pruebas, justo un día antes de iniciar mi viaje, ya que los planes para poder salir el mía día que Gorka y Rafa, en caso de que finalmente acabara descartando lo de los Pirineos, salir el jueves 28 en bus desde Zalamea a San Sebastián, y el 29 desde Hendaya a Rouen.

  Después de esta llamada, ya estaba todo claro, la semana por los Pirineos quedaba descartada y ya sólo tendría que centrarme en la ruta cicloturista de unas tres semanas, y como Gorka ya había trazado la ruta, o por lo menos, para tener una referencia, me puse manos a la obra para buscar la información cultural, alojamientos, la logística mía (porque ellos lo tenían más claro y fácil), etc...

  Unos días más tarde recibo un correo de la gente que pensaba ir a los Pirineos, diciendo que al final no sale el viaje, porque sólo habían quedado tres de ellos, y el resto del grupo, posiblemente se acabara viendo en algunos de los viajes que promueve Alventus (dos de ellos seguro que en Agosto iban al trekking de los Cárpatos, y otros dos o tres irían al trekking por el Mont Blanc).

  Así que finalmente, después de muchos planes y cosas en el aire para el mes de julio y agosto, me he quedado con las tres semanas de cicloturismo por tierras francesas, y en esta ocasión con compañía, después de llevar años de aventuras en solitario, en plan lobo estepario....

  Aunque he estado buscando información por mi cuenta sobre alojamientos y los sitios de paso, lo que es en sí el diseño de la ruta, la base del recorrido, la elaborado Gorka, que es quien propuso en origen esta ruta en el foro de la web de rodadas, y en base a esa ruta he buscado la información para ampliar lo que él ya tenía.

  Yo veo bien trazada la ruta, aunque si de mi dependiera, quizás hubiera empezado la ruta más al norte, en Calais, para completar la ruta atlántica francesa totalmente, porque creo que los días dan de sobra para ello, aunque haciendo algunos kilómetros más por etapas o añadiendo alguna más (estamos hablando de unos 200 km más a añadir al recorrido), pero en fin, tampoco está mal relajarse un poco cada día, que ya tuve bastante presión los finales de etapa del año pasado por intentar abarcar muchas cosas.

  ¿Qué es lo que le puede faltar a la ruta para estar más completa? Pues yo le añadiría un poco de recorrido por la península de Contentin y algo más de recorrido por la zona de Bretaña, recorrer más la parte de la costa oeste, aunque esto implicaría aumentaren unos 4 días la ruta. De toda formas, con el trazado que tiene Gorka diseñado por la Bretaña, quizás no hubiera estado mal una visita a Rennes, ya que pasamos prácticamente al lado de ella, o la zona de Carnac, unos kilómetros más hacia el oeste de Vannes (que uno de los finales de etapa), para visitar algo de las zonas de los megalitos y de los monumentos prehistórico de Bretaña, algo que también es factible. Pero al margen de estas cosillas puntuales, que simplemente son consideraciones mías, mientras que otros irán buscando más la zona de las playas, el recorrido lo veo bastante bien.

  Como por esta zona de la costa atlántica francesa hay muchos tramos hechos para bici (véloroutes), al estilo de los recorridos por el Valle del Loira, y también hay tramos de vías verdes (voie verte), pues si vemos que alguna carretera de las 'departamentales' tiene tráfico, o no nos gusta, o vamos bien de tiempo, pues siempre podremos dejarlas y coger estas 'escapatorias', estas puertas de salida.

0 comentarios:

Publicar un comentario